En enero de 2016, las remesas enviadas a México crecieron 18.8 por ciento respecto a igual mes de 2015, al sumar mil 932 millones de dólares, el monto más alto para un periodo así, informó el Banco de México (Banxico).

El crecimiento anual que registraron las remesas familiares en el primer del año fue el más alto desde diciembre de 2014, cuando avanzaron 20.8 por ciento anual.

Banxico señaló que en enero se realizaron 6.48 millones de operaciones, 11.2 por ciento más que en igual mes de 2015, con un monto promedio por remesas de 298 dólares, superior en 6.8 por ciento al de enero de 2016, y la mayor parte de estas, un 97%, a través de transferencias electrónicas.

En su comparación mensual, detalla que el monto de las remesas de enero fue inferior en 12.5 por ciento respecto a los dos mil 208 millones de dólares recibidos por este concepto en diciembre pasado.

En 2015, las remesas familiares hacia México crecieron 4.8 por ciento, con un flujo acumulado de 24 mil 770.9 millones de dólares, para ubicarse como una de las principales fuentes de divisas al país, superadas únicamente por la Inversión Extranjera Directa (IED), la cual registró en el año pasado 28 mil 382.3 millones de dólares, con un alza de 25.8 por ciento respecto a 2014.

México es uno de los principales receptores de remesas a nivel mundial y los flujos se han visto beneficiados de una mejoría en la actividad económica en Estados Unidos, particularmente en la ocupación en el sector de la construcción, donde labora gran parte de la mano de obra mexicana que reside en ese país.

 


Comentarios

comentarios