1118914_NpAdvMainFea

 

A sólo tres años del inicio de operaciones de la planta en Tijuana, Baja California, Mission México lleva a cabo inversiones superiores a los 200 millones de pesos en la ampliación de sus instalaciones para atender la demanda de tortilla de maíz, de trigo, totopos, tortilla chips y tostadas en los estados de Baja California y el Sur de California.

 

Esta sería la segunda vez que se llevan a cabo ampliaciones en la planta inaugurada en 2014, lo que permitirá a la subsidiaria de Gruma, duplicar su capacidad de producción en esa localidad, llegando a 31 mil toneladas al año.

 

De acuerdo con información de la firma de Juan González Moreno, con la primera ampliación de las líneas de producción la capacidad de la planta pasó de 15 mil a 21 mil toneladas anuales, es decir un incremento de 67%.

 

No obstante, una vez concluida la segunda fase de la expansión de la planta, programada para el cuarto trimestre de este año, se generarán hasta 6 mil toneladas más de totillas de maíz y de trigo.

 

Hay que resaltar que el incremento en la capacidad de producción en la planta deTijuana, ha permitido aumentar la generación de empleos en la localidad.

 

Al inicio de las operaciones de esta planta contaba con 265 operarios de tiempo completo, de los cuales el 70% aproximadamente son mujeres; actualmente el personal en las instalaciones asciende a más de 520.

 

A ello se suman los empleados que laboran en las más de 60 rutas de reparto que atienden tiendas de autoservicio, de conveniencia, mayoristas, clubes de precio y detallistas de la plaza de Baja California .

 

La planta, que aún tiene espacio para futuras líneas de producción, cuenta con la certificación SQF, un programa reconocido por la Iniciativa Global de Seguridad en los Alimentos (GFSI) que evalúa la calidad e inocuidad de los productos de consumo en cada una de sus etapas de elaboración y entrega de los productos.

 

Con este reconocimiento se garantiza que los alimentos han sido manipulados de acuerdo con los métodos del Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control.

 

Asimismo, es una planta que cumple con las normas AIB, que tienen como propósito evaluar los riesgos que potencialmente pueden presentar la fabricación y manipulación de los alimentos dentro de la planta; lo que refuerza la seguridad y la calidad de los alimentos que Gruma produce, no sólo en México sino a nivel global.

 


Comentarios

comentarios