Tras el recorte de 100 mil millones de pesos anunciado para Petróleos Mexicanos (Pemex), el cual frenará los proyectos de reconfiguración de las refinerías y los procesos de producción de petróleo, el director de la paraestatal, José Antonio González Anaya, aseguró que ésta tiene un problema de liquidez y no de solvencia.

González Anaya admitió que se están “enfrentando problemas” a causa de la peor crisis financiera y de producción que está viviendo Pemex, por lo que dicho recorte se realizó acorde la realidad del mercado.

“Estamos en una situación difícil, sobre todo de liquidez en el corto plazo, que nos está forzando a tomar decisiones importantes y difíciles, pero en el largo plazo, si hacemos los pasos adecuados, la empresa debe tener solvencia”, declaró el funcionario.

Según González, con los cambios, los cuales contemplan únicamente el desarrollo de proyectos rentables, aplazamiento de inversiones y reducción de gastos de administración, le permitirán a Pemex cumplir con sus obligaciones laborales y principalmente con las financieras, pues su nivel de deuda de un billón 384 mil 604 millones de pesos es alarmante, siendo este uno de los motivos por los cuales se registró una baja en su calificación crediticia, riesgo que aún permanece latente si no se logran resultados positivos en el corto plazo.

Las áreas de Pemex Exploración y Producción, así como de Transformación Industrial serán las filiales que mayor afectación sufrirán por el recorte al presupuesto, ya que entre las dos deberán hacer ajustes por 83 mil millones de pesos.

En la primera, el reacomodo asciende a 46 mil 800 millones de pesos, por lo que será obligada a reducir gastos, como es las inversiones en aguas profundas y campos con un costo de producción superior a 25 dólares por barril.

En tanto, el área de Transformación Industrial tendrá que diferir y replantear inversiones por alrededor de 35 mil 400 millones de pesos, además de reducir gastos por cerca de 800 millones de pesos, poco más del 36 por ciento del ajuste presupuestario recaerá en este sector de la refinación.

Para el director, con el ajuste de la empresa petrolera se busca que Pemex sea una compañía rentable.


Comentarios

comentarios